lunes, 7 de octubre de 2019

X MARCHA MTB VILLA DE ASTUDILLO MEMORIAL MIGUEL ÁNGEL MONJA


X Ediciones hoy en día, de cualquier prueba, ya dicen bastantes cosas.
Este año se han cumplido ya 10 años desde que una tarde de esas de las múltiples reuniones en la bodega, hicieron creer y crecer una prueba de bici de montaña en nuestro pueblo.
Una pregunta….por qué ¿?..........y una respuesta….y por qué no ¿?, hicieron el resto.
Han sido años llenos de recuerdos, llenos de ilusión, donde la confianza unos en los otros hace que se pueda hacer un evento bonito, para enseñar a todos nuestro pueblo, y donde son muchos los voluntarios de un pueblo donde la gente suma, y pocos restan. Eso, y ya sólo con eso, ya lo hace todo más fácil y especial.

Un año más los miembros del club estaban puntuales en la plaza; Illana no perdona el retraso, así que todos con navaja en mano y listos….empieza la fiesta. Llevamos muchos años haciéndolo, cada uno ya sabe dónde, cómo y cuándo, y todo se ha mecanizado. Piluca es fiel a su gran café, tradicional ya con un poco de buen orujo panadero. Jaime y su equipo de dorsales con Adri de escudero lo tiene todo bajo control. Empiezan a repartir dorsales, y todo parece aún más especial cuando Emilio conecta la música y Tato hincha el arco. ZAS ¡!!! Ahora si empieza esto.
Saludos, risas, películas, nadie ha entrenado……lo de siempre y necesario, y la relajación de saber que esto no es una carrera, sino una fiesta, donde lo importante no está en el crono. Nuestro ya tradicional equipo de circuitos ha preparado alguna sorpresilla para hacer las delicias de los más exigentes, con una primera parte mas asequible.
Traca, foto y arrancamos….este año se echa de menos a Che, haciendo de juez de carrera y apostado en varios puntos estratégicos. El ritmo es cómodo, a sabiendas de cumplir con los horarios marcados por los abuelos. David, Iñaky y Ernesto guían pendientes de no estirar la cuerda. Se llega al final de la primera parte con un poquito de adelanto, pero dentro de límites. Avituallamiento, este año, muy ordenado y bien dispuesto, y se empieza la segunda parte. Atrás quedan algunos que ya han tenido suficiente, y los Pitis…….qué sería de esto sin los Pitis ¡!!!. Se oye el abridor desde el páramo……jjj
La segunda parte ya va estirada, para no hacer tapones. Hay que reservar, que este año hay buenas subidas. Se rueda rápido, con varias paradas para no hacer prisioneros; los galgos como siempre se portan bien, saben que este no es el día, y reservan la pólvora, aunque siempre las subidas ponen a cada uno en su sitio, y es parte de esto.
Se llega a la plaza y tras un buen vermut de muchos participantes, empezamos a recoger bártulos. Todos al pabellón donde ya hay hambre………………
Con los garbanzos se acaban las miserias. Batallas, risas, convivencia un año más que hace que nuestra marcha sea especial. Nos ha costado pero se ha llenado, y esperamos haber cumplido con las expectativas. Cada año cuesta más, pero lo que no nos mata….nos hace más fuertes ¡!! Gracias club por colaborar y ser así. Todo es muy fácil.
Nos vemos encantados en la Edición 2020……………..