jueves, 13 de agosto de 2020

XXII Triatlón Villa de Astudillo

ADAPTARSE o MORIR

Esa es la cuestión, esa es la nueva orientación, y esa es la forma.

Llevamos en esto más de 20 años, es difícil cambiarnos, es difícil hacernos desistir, pero es fácil hacer las cosas bien, hacer las cosas como dios manda. Más en esta época que nos toca vivir, que además de hacer deporte, debemos ser el reflejo de nuestra sociedad, para con  nuestros hijos, y ser el espejo de quien vendrá y sobre todo de quien nos acompaña.

Hacer el triatlón para los demás era imposible, un acto irresponsable que muchos no alcanzan a ver. Nuestro pueblo no se merece ningún peligro, al menos por nuestra parte. YA bastantes irresponsables hay en la vida y en nuestra sociedad que sólo piensan en ellos. Este año había que adaptarse; somos ya veteranos y sabemos que la clave del éxito y de todo lo que organizamos y hemos organizado está en hacerlo y probarlo primero nosotros, divertirnos nosotros, caernos nosotros, y vivir en nuestras carnes qué va a pasar.

Dicho y hecho…

Solos ante el peligro nos presentamos en el río poco más de 20 deportistas, valientes por el hecho de ser testigos de algo que nos recordaba a todos a la primera edición de esto que un día fue el inicio del triatlón en Astudillo. Mismo escenario, algunos protagonistas de ayer y de hoy, y otros invitados de excepción. Sin público, sin boxes, sin jueces, sin adornos. Purismo llevado a su máxima expresión en un mundo lleno de adornos en el deporte. Normas grabadas en sangre. Nada de lo que ha sido vale ahora, pero nosotros partimos con ventaja. Hemos parido esto, hemos crecido con esto, y fuimos capaces de traer a nuestro pueblo hace más de 20 años un nuevo deporte. No vamos a ser capaces ahora de transformarlo ¿? Vamos a por ello, que esto ya sabemos cómo va…


Los boxes dejan paso a el vallado de la carretera, los dorsales se apartan y sólo un triste nombre aparece en boli negro casi borroso en el protector vial, los gorros numerados dejan fuerte paso a las mascarillas, los jueces dejan paso a las normas ya conocidas, y la lucha ahora toma forma de contrarreloj, y los avituallamientos dejan paso ahora a los geles hidroalcoholicos y desinfectantes.

La prueba empieza con una reunión técnica y a las 18 h arranca la prueba. Cada deportista entra al agua por una zona habilitada para el calentamiento, arrancando cada nadador en salidas cada minuto. David no da tregua a nadie, pero le gana la soledad del nadador en nuestro gran río Pisuerga. Cada uno sale a lo suyo, las salidas escalonadas hacen que el box parezca de juguete y sin público que te aliente. Es hora de volar con la bici. Cada uno vuela de una manera en un circuito que ya se hizo en la primera edición de nuestro triatlón. Un servidor acelera todo lo que puede y da caza de Inés, única chica en completar el trisprint completo. Es una valiente, hoy te tiene que gustar esto muy mucho para estar aquí.

El circuito y el número de deportistas hacen que casi sea motivo de alegría divisar un compañero. Así toda la bici, incluso el aire y la tormenta se empiezan a apuntar a nuestra nueva fiesta. Samuel sufre las consecuencias, chapa y pintura, es duro. Alberto y Sete parecen juguetes con el aire. Los demás capean como pueden.

Arrancamos a correr, tormenta encima. No va a ser fácil esta prueba chicos. Lelu no puede ni correr, pero este sí que es duro, un pequeño tornado no lo va a parar ahora.

Acabamos todos, la lluvia enfría los ánimos, y hace que Juan corra no sólo para coger tiempos, sino para acabar a tiempo. Esta vez ni Luis Ángel se ha equivocado.

Recogemos todo, Jorge no da con todo, Adry a expensas de su bici….esto es igual, cada uno está a su historia, hay cosas que no cambian, afortunadamente.

Bicis en portas, y cada uno a su casa, sin tiempos, sin batallitas, presa de saber que de nuevo el triatlón en nuestro pueblo ha vuelto. La forma da igual, todos sabemos el fondo.

Debemos adaptarnos, y no sólo en el triatlón. Aprender las nuevas reglas impuestas por el covid, que parece que han venido para quedarse. Pero si es así, al menos, seamos un ejemplo…

Enhorabuena chicos, habéis sido hace más de 20 años un ejemplo, y esta tarde, de nuevo lo sois…


FOTOS

domingo, 26 de julio de 2020

X QUEBRANTACERROS ASTUDILLANA


10 años después se ha logrado hacer la Quebrantacerros, con la compañía de Álvaro Momeñe y 19 amigos de este evento. Día espléndido y camaradería hasta el kilómetro 80. Nuestro invitado tuvo el detalle de acompañarnos con la ropa qué llevó su padre y estuvo a punto de ganar el Tour del 66  los 9 componentes del club agradecemos la compañía. Un detalle conmemorativo nos hará recordar este 26 de Julio.




miércoles, 8 de julio de 2020

Nadar por el Pisuerga

El club Triatlón Astudillo ha acondicionado la zona de la T1 junto al río Pisuerga.
Aunque este año no podamos disfrutar del triatlón Villa de Astudillo, si podremos entrenar en este paraje que tenemos junto a nuestro pueblo. Así que tod@s l@s triatletas y nadadores podéis acercaros a Astudillo a practicar un poco de deporte, siempre manteniendo las medidas sanitarias oportunas.
Un saludo desde el Triastudillo.

jueves, 16 de abril de 2020

XXII Triatlon Villa de Astudillo


Sea cuando sea..... No sabemos mas. Son tiempos donde hacer planes es difícil, pero para seguir adelante a veces hay que mirar atrás. Tras 22 años de triatlon en Astudillo no podemos tirar la toalla, no podemos rendirnos, no se lo podemos poner tan fácil a este maldito bicho. Tocará retrasar, reinventar, restringir o limitar... Pero nunca darse por vencidos y en estos tiempos menos. Nunca una frase cobrará tanto sentido para muchos.... #Quedateencasa ..... Astudillo es y será triatlon...... Astudillo es y será vuestra casa, y en casa..... No hay fechas, se puede venir cuando quieras...... Asi que, sea cuando sea, te esperamos en casa❤️